Otros dulces

Me encantan los desayunos. Una vez me preguntaron cuál era mi hobby y contesté que desayunar.

Cuando lo digo la gente me mira extrañada, pero es que es cierto, me encanta.

Y no solo es porque piense que se trata de la comida más importante del día o porque sea una obsesa del café, que también, sino porque me encanta todo lo que rodea al desayuno. Tengo como una especie de ritual (o rutina, pero si dices ritual suena mucho más místico e interesante) que se repite todos los días

  1. Me levanto y me lavo la cara y esas cosas que se hacen por las mañanas
  2. Preparo la parte dulce del desayuno (avena, mugcake, tortitas, gofres…)
  3. Pongo el café
  4. Mientras se hace, preparo también una fruta
  5. Lo pongo todo en una bandeja y me voy al salón
  6. Me tomo el desayuno mientras veo un capítulo de alguna serie que dure 20 minutos y sea de risa. Ahora estoy con Friends, pero os recomiendo muchísimo The Office (versión americana).
→Creo que empezar el día riendo es una de las mejores cosas que se pueden hacer←

Así que para mí el desayuno es un momento estupendo para relajarme, para empezar el día poco a poco y con buen humor, y por eso me encanta.

Y os cuento todo este rollo porque entre esta semana y la que viene voy a subir unas cuantas recetas de mugcakes rapidísimos, facilísimos y deliciosos. ¡¿Qué mejor para la vuelta al cole/trabajo?!

Si no sabéis lo que son los mugcakes (aunque seguro que ya lo habéis escuchado mil veces) se trata simplemente de bizcochitos individuales que se preparan en una taza y se hornean en el microondas. Así que además de rápidos, no necesitarás ningún molde, ningún bol y ningún utensilio especial para prepararlos.

Y este es el de rollito de canela. También muy esponjoso y con un delicioso sabor a canela y frosting de crema de queso. ¡Casi como un rollo de canela de verdad!

El de hoy, como habréis visto en el título, es un mugcake de rollito de canela: un delicioso bizcocho con sabor a canela que contrasta a la perfección con el frosting de crema de queso.

21_canela_02

Y además es súper esponjoso 🙂 Perfecto para acompañar un buen café y empezar el día con energía.

 

Antes de pasar con la receta, unas indicaciones:

  • Se trata de una receta sin gluten (el trigo sarraceno, a pesar de su nombre, no es trigo y no contiene gluten) pero se puede hacer perfectamente con 3 cucharadas de harina de trigo normal y corriente.
  • Los 2 paquetitos de estevia se pueden sustituir por 50 gramos de azúcar blanco.
  • El tiempo que deben estar los mugcakes en el microondas varía mucho dependiendo de cada aparato y de los ingredientes que lleve. La primera vez, programad un minuto e id añadiendo 30 segundos hasta que deis con el tiempo exacto.
  • Recodad siempre que MENOS ES MÁS. Más vale que quede un pelín crudito a que nos pasemos de tiempo y esté tan reseco que no podamos comerlo. A mí me ha pasado y da mucha rabia…

Y dicho todo esto, ¿vamos con la receta?

Mugcake de rollito de canela
Print Recipe
Esponjoso, delicioso, acanelado, sin lactosa, sin gluten, sin azúcar... ¡Es el mugcake que se lleva bien con todo el mundo!
Raciones Tiempo de preparación
1 mugcake 5 minutos
Raciones Tiempo de preparación
1 mugcake 5 minutos
Mugcake de rollito de canela
Print Recipe
Esponjoso, delicioso, acanelado, sin lactosa, sin gluten, sin azúcar... ¡Es el mugcake que se lleva bien con todo el mundo!
Raciones Tiempo de preparación
1 mugcake 5 minutos
Raciones Tiempo de preparación
1 mugcake 5 minutos
Ingredientes
Para el bizcochito
Para el frosting
Raciones: mugcake
Instrucciones
  1. En la misma taza en la que vas a comer el mugcake, bate el huevo junto con el aceite y la leche.
  2. Añade los dos tipos de harina, la levadura, la estevia (o el azúcar), la canela, la nuez moscada y la sal. Remueve muy bien hasta que quede todo integrado y la mezcla sea totalmente homogénea. No te preocupes si al principio quedan muchos grumitos, sigue removiendo con fuerza.
  3. ¡Es hora de “hornear”! Cada microondas es un mundo, así que probablemente la primera vez que hagas este mugcake tengas que ir probando hasta dar con el tiempo adecuado. Yo lo dejo durante 1 minutos y medio y sale perfecto. Recuerda siempre que con estos bizcochitos menos es más, así que es mucho mejor que quede un pelín crudo a que se haga de más (si nos pasamos quedará un bizcocho muy reseco y nada bueno, te lo digo por experiencia).
  4. Mientras está en el microondas crecerá mucho, no te asustes, en cuanto lo saques bajará un poquito.
  5. Mientras se enfría el bizcocho, prepara el frosting de crema de queso ¡como si fuese un auténtico rollo de canela! Para ello, mezcla con unas varillas manuales el queso crema, la estevia (o el azúcar glasé) y la leche hasta que quede una crema algo espesa. Pruébalo para comprobar el dulzor y añade algo más de estevia si fuese necesario.
  6. Para decorar el mugcake puedes utilizar una manga pastelera o simplemente verter la mezcla por encima. Estará buenísimo hagas lo que hagas.
Funciona gracias aWP Ultimate Recipe

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: