Muffins y Cupcakes

¡Hola intoleractosos! Hoy vengo con una receta que tenía guardada desde hace muuucho tiempo (y que además me encanta) pero que todavía no había publicado: ¡Magdalenas de las de toda la vida! pero sin lactosa, claro 🙂

20_magdalenas_03

En mi casa nos encantan las magdalenas, mi madre siempre las compraba en la panadería y luego nos las íbamos comiendo poco a poco en los desayunos. Y en Navidad, mi abuela se las suele comprar a unas monjas que las hacen deliciosas y enormes, nos chiflan.

El problema es que, desde hace unos meses mi madre ha empezado a sospechar que ella tiene también problemas con la lactosa y, además, dice que desde que ha empezado a comer dulces caseros, ahora le nota un “gusto raro” a los comprados. Total, que para evitar que comiese lactosa en el desayuno (pero que siguiese disfrutando de algo dulce), hice un montón de magdalenas y se las dejé preparadas en una cajita bien guardadas para que no se pusiesen duras. Y el resultado fue espectacular.

20_magdalenas_06

En mi pueblo era muy típico que las señoras fuesen al horno de la panadería para hacer las magdalenas. Cuando salían con las bandejas llenas, las otras señoras que estaban por allí las felicitaban diciéndoles: “pero qué hermosas te han salido” y ese era el mejor halago que se podían hacer.

A mí me encanta cuando me dicen “¡Pero si esto parece comprado!”

20_magdalenas_04

La receta es una adaptación de esta de Velocidad Cuchara ¡y es sencillísima de hacer! solamente hay que mezclar ingredientes, dejar reposar unas horas en la nevera (cuanto más reposen, más sabor tendrán) y luego hornear. ¡Más fácil imposible!.

Además, utilizar aceite de oliva intensificará el sabor de las magdalenas, igual que la ralladura de limón y la canela, que aunque no modificarán demasiado el sabor dulce sí que lo harán más intenso.

O por lo menos eso decía mi padre “Al comértela, el primer sabor es de canela pero una vez que te lo has tragado, te queda un regusto a limón” a lo que mi madre contestaba “Sí, porque el limón les da un toque. Están mucho más buenas que las que compra la abuela de las monjas, esas tan carísisimas”.

En mi casa fueron un éxito, ¡Ahora os toca a vosotros!

Magdalenas tradicionales sin lactosa y sin gluten
Print Recipe
Magdalenas de las de toda la vida, con un saborcito ligero a limón y una costra de azúcar por encima. Deliciosas
Raciones
14 magdalenas
Raciones
14 magdalenas
Magdalenas tradicionales sin lactosa y sin gluten
Print Recipe
Magdalenas de las de toda la vida, con un saborcito ligero a limón y una costra de azúcar por encima. Deliciosas
Raciones
14 magdalenas
Raciones
14 magdalenas
Ingredientes
Raciones: magdalenas
Instrucciones
  1. Bate los huevos con el azúcar hasta obtener una mezcla homogénea. Añade la leche y el aceite poco a poco. Sigue batiendo.
  2. En otro bol, tamiza la harina con la levadura química, añade la canela, la ralladura de limón y la sal.
  3. Añade la mezcla de ingredientes secos a la de los huevos y remueve hasta integrarlo todo.
  4. Cubre la masa con un paño y déjala reposar en la nevera entre 1 y 24 horas.
  5. Pasado el tiempo de reposo, precalienta el horno a 250ºC
  6. Bate de nuevo la masa para atemperarla un poco y homogeneizarla.
  7. Prepara el molde para muffins con los papelitos de las magdalenas y llénalos unos ¾ de su capacidad.
  8. Cubre la superficie de cada magdalena con un poco de azúcar para que se forme una costra.
  9. Baja la temperatura del horno a 210ºC, introduce las magdalenas y hornea durante 14-16 minutos, o hasta que al introducir un palillo, este salga limpio.
  10. Déjalas enfriar fuera del horno ¡y a comer!
Funciona gracias aWP Ultimate Recipe

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: