Verano

Polos = mejor merienda del verano.

Estos que preparamos hoy son sin gluten, sin lactosa y sin huevo. Además están deliciosos (el chocolate y la crema de cacahuete es una mezcla riquísima), son súper cremosos y se preparan en un momento.

Puedes utilizar yogur griego sin lactosa o el cremoso que venden en Mercadona, lo más importante es buscar un yogur que sea muuuuy cremoso y tenga bastante grasa, eso ayudará a que los helados no se conviertan en un bloque de hielo al congelarlos.

Te recomiendo que eches un vistazo a la vídeo-receta para que puedas ver el paso a paso claramente y la textura que va quedando en cada momento, ¡es súper útil!

Y, por supuesto, si los preparas enséñamelos en Instagram!!!

Helados cremosos de chocolate y crema de cacahuete. Sin gluten, sin lactosa, sin huevo
Print Recipe
¡Tienes que preparar estos deliciosos (y cremosos) helados de chocolate y crema de cacahuete!
Raciones Tiempo de preparación
4 helados 30 minutos
Tiempo de reposo
8 horas
Raciones Tiempo de preparación
4 helados 30 minutos
Tiempo de reposo
8 horas
Helados cremosos de chocolate y crema de cacahuete. Sin gluten, sin lactosa, sin huevo
Print Recipe
¡Tienes que preparar estos deliciosos (y cremosos) helados de chocolate y crema de cacahuete!
Raciones Tiempo de preparación
4 helados 30 minutos
Tiempo de reposo
8 horas
Raciones Tiempo de preparación
4 helados 30 minutos
Tiempo de reposo
8 horas
Ingredientes
Para los helados
Para la cobertura
Raciones: helados
Instrucciones
  1. Funde los 75 gramos de chocolate al baño maría y reserva
  2. Mezcla el yogur con el edulcorante y la leche de soja
  3. Añade el chocolate que habías fundido y mézclalo todo bien
  4. Vierte un poco de la mezcla en cada molde, una cucharada de crema de cacahuete y un poco más de mezcla para taparla.
  5. Lleva los moldes al congelador y déjalos unas 8 horas
  6. Cuando los helados estén totalmente congelados, funde el chocolate de la cobertura junto al aceite de coco; saca los helados del molde y vierte un poco de chocolate encima de cada helado, decora con unos cacahuetes troceados y vuélvelos a congelar hasta que los vayas a comer
  7. No hace falta volverlos a meter en el molde, se pueden poner sobre un papel de horno en un tupper, por ejemplo
  8. Cuando vayas a comer uno, sácalo unos 5 minutos antes del congelador para que se atempere un poco y esté más cremoso.
Funciona gracias aWP Ultimate Recipe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *