Otros dulces

¡Hola a todos! Hoy vengo con la receta de la felicidad.

Porque cuando llega el verano ¿hay algo en el mundo que apetezca más que un helado? Definitivamente, no.

El problema llega cuando no puedes tomar lactosa y ¡oh! ¿qué pasa entonces con los helados? Pues hay dos opciones: o nos tomamos una bendita Nutira y comemos helado normal, ¡o nos lo fabricamos nosotros mismos!

Os voy a contar algo: cuando las pruebas de intolerancia a la lactosa me dieron positivo, lo primero en lo que pensé fue en los helados, ¡no puedo vivir sin ellos! ¿Qué iba a hacer si nunca jamás en mi vida volvía a probarlos? (sí, lo admito, soy un poco dramática a veces).

Entonces me puse a buscar recetas para poder recrearlos en casa. Al principio no me salían con la cremosidad que yo quería así que leí muchas cosas, mucha teoría sobre la cristalización y cómo evitarla, sobre lo importante que es la grasa al hacer helados… (si vosotros también queréis informaros, este post es muy interesante).

Hasta que di con mi receta (hasta el momento) favorita, por varias razones:

  • Es fácil de hacer
  • Se prepara en menos de 5 minutos
  • Solamente necesitas 3 ingredientes
  • Es deliciosa
  • Es sana, ¿qué digo? ¡Es sanísima!
  • Puedes variarla tanto como quieras
  • ¡Es un helado!

13_05

La base de este helado es la fruta (en este caso, fresas) y unas cucharadas de yogur natural sin lactosa. Y eso es todo.

La fruta que vayas a utilizar debe estar congelada. Lo mejor es cortarla en trocitos no muy grandes, meterlos en una bolsa de congelación y llevarla al congelador hasta que esté totalmente congelada.

Entonces, se añade el yogur, se pica todo muy bien y mágicamente se convierte en helado.

En serio, es magia.

O ciencia, yo ya no sé…

13_01

13_02

Picad y picad, que poco a poco se va volviendo más fino y cremoso…

13_03 13_04

¿Vamos con la receta?

 ¡Ah! aquí os dejo también la banda sonora perfecta para la receta. Es la canción más rara con la que me he obsesionado nunca (y el videoclip no tiene desperdicio). ¡A bailar todo el mundo!

¡Nos vemos en la cocina!

 

Helado de fresa
Print Recipe
Raciones
1 persona
Raciones
1 persona
Helado de fresa
Print Recipe
Raciones
1 persona
Raciones
1 persona
Ingredientes
Raciones: persona
Instrucciones
  1. Corta las fresas en trozos no demasiado pequeños, introdúcelos en una bolsa de congelación y llévalos al congelador hasta que estén totalmente congelados (tardarán unas 6 horas)
  2. Introduce las fresas congeladas en la picadora junto con el yogur y pícalo todo hasta que quede una textura cremosa. Al principio quedarán trozos grandes, no te preocupes, ¡sigue picando!
  3. Si ves que no queda demasiado cremoso, añade un poquito más de yogur.
  4. Añade unas gotitas de edulcorante y remueve bien.
  5. ¡A comer!
Notas de la receta
  1. Este helado se toma recién hecho, ya que si lo volvemos a congelar perderá mucha cremosidad.
  2. Échale imaginación y corona el helado con unos trocitos de chocolate negro, coco rallado, trocitos de fresa...
Funciona gracias aWP Ultimate Recipe

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: