Helado de chocolate negro. Sin lactosa, sin gluten, sin huevo, vegano
Raciones
1litro
Raciones
1litro
Ingredientes
Instrucciones
  1. 12 horas antes de preparar el helado, introduce la cubeta de la heladera en el congelador.
  2. Pica el chocolate negro y resérvalo.
  3. Semimonta la nata de coco (para que se monte bien tiene que estar muy fría). Resérvala.
  4. En un cazo, calienta el agua, el cacao en polvo, el azúcar de caña, la glucosa líquida y la sal. Remueve bien hasta que no quede ningún grumo.
  5. Añade el chocolate negro picado y remueve bien. Retira del fuego y añade entonces el extracto de vainilla.
  6. Deja que la mezcla se enfríe por completo a temperatura ambiente antes de mezclarla con la nata, si lo haces cuando aún está caliente la nata se bajará…
  7. Una vez que la mezcla está fría, mézclala con la nata suavemente y con movimientos envolventes. Cúbrela con un papel film y guárdala en la nevera hasta que esté totalmente fría (por lo menos unas 5 horas).
  8. Cuando esté bien fría (y la cubeta de la heladera también), monta la heladera y vierte la mezcla dentro. Enchúfala y déjala funcionando durante unos 40 minutos.
  9. TRUCO: Si a los 20 minutos la mezcla no tiene la textura del helado, introduce de nuevo la cubeta en el congelador durante unos 30 minutos para recuperar frío y luego vuelve a poner la heladera en funcionamiento.
  10. Cuando el helado esté casi listo, añade los nibs de cacao para que se integren mientras la heladera sigue batiendo. Pasados los 40 minutos vierte el helado en un recipiente con tapadera y guárdalo en el congelador.
  11. ¡Recuerda sacarlo del congelador unos 15 minutos antes de comerlo para que sea más fácil hacer las bolas!