Galletas de algarroba. Sin gluten, sin lactosa, sin huevo, veganas
Raciones
20galletas
Raciones
20galletas
Ingredientes
Instrucciones
  1. Precalienta el horno a 180ºC con calor arriba y abajo. Saca la bandeja del horno y cúbrela con una lámina de papel de horno para que no se peguen las galletas.
  2. En un vaso, mezcla las semillas de chía con las 3 cucharadas de agua y déjalo reposar unos cinco minutos (hasta que se convierta en una especie de gelatina)
  3. En un bol, mezcla la harina de arroz, la harina de algarroba, la levadura, el bicarbonato, los copos de avena y el azúcar de caña.
  4. Añade entonces el aceite, la mezcla de chía con agua (que debe estar gelatinosa) y la cucharada de leche vegetal.
  5. Mezcla todo con ayuda de una cuchara de madera o una espátula (¡a mí me gusta más hacerlo con las manos!). Poco a poco la harina se irá volviendo más oscura y la masa tendrá un aspecto parecido al de la plastilina. Al principio parece que no se va a integrar nunca la mezcla, pero con un poco de tiempo se consigue.
  6. Es el momento de estirar la masa, para ello colócala entre dos papeles de horno y estírala con un rodillo hasta que tenga (más o menos) un grosor de 0,5cm
  7. Para cortar las galletas puedes utilizar cualquier técnica, yo las quería redondas así que utilicé un cortador con esa forma (aunque también puedes utilizar un vaso). La masa que va sobrando se vuelve a juntar, se estira y se corta de nuevo para hacer más galletas.
  8. Coloca las galletas en la bandeja del horno y hornea a 180ºC durante unos 10 minutos.
  9. Cuando salen del horno parece que siguen crudas, están muy blanditas, déjalas enfriar unos minutos sobre la misma bandeja del horno (así el calor de la bandeja terminará de cocer la base de las galletas) y luego llévalas a una rejilla para que terminen de enfriarse y se endurezcan
  10. ¡A comer !

Comparte esto:

Me gusta:

Me gusta Cargando...