Bizcochos y tartas

¡Hola hola!

El otro día, de repente, me entraron unas ganas enormes de bizcocho. Pero no de cualquier bizcocho, no, yo lo quería MUY esponjoso, tremendamente esponjoso, casi que se deshiciese en la boca. Y claro… a ver cómo busca una eso en San Google.

Total, investigando llegué hasta el blog Velocidad cuchara y me enamoré de un bizcocho que ella describía como “súper esponjoso”.

Lo de súper se queda corto.

01_bizcocho_01

El truco de esta maravilla del cielo es montar las claras a punto de nieve e incorporar el resto de ingredientes con movimientos suaves y envolventes.

01_bizcocho_02

01_bizcocho_03

Ponemos un poco (o un mucho) de azúcar en la superficie antes de meterlo al horno para que se haga una costrita…

Yo la he adaptado un poquito y le he añadido ralladura de limón, porque el limón siempre hace las cosas más ricas, ¿no? ¡Vamos a por la receta!

 

El bizcocho más esponjoso del mundo
Print Recipe
Para hacer esta receta necesitarás un molde alto. Yo he utilizado uno redondo de 24cm de diámetro y 8cm de altura.
Raciones
1 bizcocho
Raciones
1 bizcocho
El bizcocho más esponjoso del mundo
Print Recipe
Para hacer esta receta necesitarás un molde alto. Yo he utilizado uno redondo de 24cm de diámetro y 8cm de altura.
Raciones
1 bizcocho
Raciones
1 bizcocho
Ingredientes
Raciones: bizcocho
Instrucciones
  1. Precalienta el horno a 180ªC
  2. Pinta el molde que vayas a utilizar con aceite o mantequilla para evitar que el bizcocho se pegue.
  3. Lo primero que hay que hacer es preparar el merengue. Para ello, separa las claras de las yemas y reserva estas últimas.
  4. Bate las claras con la sal en un recipiente metálico hasta el punto de nieve.
  5. Sin dejar de batir, ve agregando poco a poco 100 g de azúcar. Aumenta la velocidad y sigue batiendo hasta obtener un merengue firme y brillante. Resérvalo.
  6. Ahora, tamiza la harina con el azúcar restante (80 g) y la levadura.
  7. Incorpora los ingredientes líquidos (leche sin lactosa, aceite y yemas) a la mezcla anterior y bate bien hasta que se forme una masa homogénea.
  8. Añade la ralladura o el extracto de limón. Remueve hasta integrarlo.
  9. Vierte con cuidado el merengue que habíamos preparado sobre la masa e intégralo con movimientos suaves y envolventes para evitar que se bajen las claras. Quedará una textura parecida a la de la mousse.
  10. Vierte la masa en el molde que vayas a utilizar y pon un poco de azúcar en la superficie para que se forme una costra dulce.
  11. Hornea durante 45 minutos o hasta que al introducir un palillo en el centro del bizcocho, este salga limpio.
Notas de la receta
  1. Para montar las claras a punto de nieve, bátelas con una pizca de sal y asegúrate de que el molde esté limpio y seco.
  2. Además, es mucho más fácil montarlas en un recipiente metálico.
  3. Sabrás que están listas cuando estén espumosas y se formen picos blandos.

Receta original de Rosa Ardá, adaptada por Lucía.

Funciona gracias aWP Ultimate Recipe

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: