Masas levadas

¡Hola a todo el mundo! (si no habéis contestado “Hola Doctor Nick” es que no habéis visto lo suficiente Los Simpsons)

Hoy os traigo una receta que tenía muchísimas ganas de recrear pero por pereza (o yo que sé qué) nunca me ponía… DONUTS

22_donuts_10

Sí, como los de verdad, con un glaseado de azúcar que se queda crujientito pero el interior sigue blando y esponjoso ¡Y sin lactosa!

22_donuts_11

¿Sabíais que el donut es uno de los alimentos para el desayuno más populares en Estados Unidos? ¿Y que es en Canadá donde el consumo por persona es más elevado? ¿Y que es tan famoso que el primer viernes de junio se celebra el día del donut? Yo tampoco lo sabía, bendito Google.

Esta receta es muy entretenida: se trata de una masa levada (es decir, de las que llevan levadura de panadería y hay que amasarlas y dejarlas reposar para que crezcan fuera del horno).

Luego hay que estirar la masa, cortar los donuts con un cortador especial para ello o con dos cortadores redondos de diferente tamaño (yo, que soy un poquito cutre, utilicé un cortador con forma de flor para cortar el centro).

22_donuts_02

Colocarlos sobre cuadraditos individuales de papel de horno y dejarlos reposar de nuevo para que vuelvan a crecer. Aunque lo de los papelitos individuales parezca una tontería, no lo es. Una de las cosas más importantes para que los donuts queden bien gorditos al freírlos es que no pinchemos la superficie de estos después de haberlos dejado reposar. Si la superficie se raja, saldrá el aire que han acumulado dentro durante el reposo y al freírlos quedarán planos… y nadie quiere donuts planos…

22_donuts_0322_donuts_04

Los cuadraditos nos permiten introducir el donut en el aceite caliente sin tocarlo (cogemos el papel y lo echamos todo a la olla) y después retirar el papel con unas pinzas cuando entre en contacto con el aceite.

22_donuts_05

Una vez fritos, los dejamos enfriar sobre una rejilla con papel de cocina debajo para que absorba todo el aceite que se va escurriendo de los donuts.

22_donuts_06

Preparamos el glaseado y bañamos el donut como se ve en las imágenes: introduciendo primero una cara y luego dándole la vuelta con un tenedor.

22_donuts_09

Aquí podéis ver la receta original en inglés sin las modificaciones que yo le he hecho. Están para morirse un poco.

22_donuts_12

¡Y ahora, unos trucos de aprovechamiento!

  • ¿Recordáis la receta de los Pretzels con glaseado de calabaza? Pues bien, si os sobró algo de glaseado, podéis guardarlo en el frigorífico durante unos días y luego utilizarlo como glaseado alternativo al de azúcar. Quedan también espectaculares, yo no sabría elegir entre uno u otro…

  • ¡Ni se os ocurra tirar los “agujeros” de los donuts! Una vez cortados, seguid el mismo procedimiento que con los donuts normales y luego podéis glasearlos con azúcar, con calabaza, rebozarlos con azúcar moreno y canela…

Y ahora sí que sí, ¿vamos con la receta?

 

Donuts sin lactosa con glaseado de azúcar
Print Recipe
Donuts como los auténticos, con un glaseado de azúcar crujiente y un interior blandito y esponjoso
Raciones
18 donuts
Raciones
18 donuts
Donuts sin lactosa con glaseado de azúcar
Print Recipe
Donuts como los auténticos, con un glaseado de azúcar crujiente y un interior blandito y esponjoso
Raciones
18 donuts
Raciones
18 donuts
Ingredientes
Para los donuts
Para el glaseado
Raciones: donuts
Instrucciones
  1. Templa la leche (no la calientes demasiado, solamente hasta que al introducir un dedo no notes ni frío ni calor), añade la levadura y una cucharadita de azúcar y remueve bien. Deja reposar la mezcla durante 5 minutos para que se active (notarás que está empezando a hacer efecto porque se formará espuma en la superficie).
  2. Derrite la mantequilla y déjala enfriar.
  3. Corta papel de horno en cuadrados de 8x8cm (más adelante verás para qué)
  4. SI TIENES AMASADORA, pon el gancho para amasar e introduce en el bol la mezcla de leche y levadura, los huevos, la mantequilla ya enfriada, el azúcar y la sal. Remueve bien con el gancho. Añade entonces la mitad de la harina, sigue removiendo y ve añadiendo el resto de harina poco a poco hasta que la masa sea homogénea y no se pegue en las paredes del bol. Si está demasiado húmeda añade un poquito más de harina ¡pero no te pases o los donuts quedarán muy duros!
  5. SI NO TIENES AMASADORA, bate los huevos con el azúcar y la sal, añade la mantequilla derretida y fría y luego la mezcla de leche y levadura. Remueve bien hasta que la mezcla sea homogénea.
  6. Añade la mitad de la harina y remueve con una cuchara de madera. Ve añadiendo el resto de la harina poco a poco y sin dejar de remover con la cuchara hasta que esté todo bien integrado.
  7. Cuando la masa sea homogénea, enharina la encimera, enharínate también las manos ¡y a amasar! Vierte la masa sobre la encimera y trabájala bien hasta que deje de estar pegajosa. Si te cuesta trabajo puedes hacer lo siguiente: amásala durante 2 minutos y déjala reposar 10, luego vuelve a amasarla durante otros 2 minutos y vuelve a dejarla reposar. Transcurrido ese tiempo será mucho más fácil manejarla para terminar de amasarla.
  8. Haz una bola con la masa e introdúcela en un bol engrasado, engrasa también la superficie de la masa y cúbrela con papel film. Tápala con un trapo de cocina y déjala reposar en un lugar cálido hasta que doble su tamaño (más o menos 1 hora).
  9. Cuando haya crecido, viértela en la encimera enharinada y extiéndela con un rodillo hasta que tenga 1,5cm de espesor.
  10. Para cortar los donuts necesitarás un cortador de donuts o 2 cortadores redondos de diferente tamaño (el mayor debe tener unos 7,5cm de diámetro). ¡No tires los “agujeros” de los donuts! Puedes freírlos igual que los donuts y quedan riquísimos.
  11. Vuelve a unir la masa que ha sobrado al cortar los donuts, estírala de nuevo y corta más para aprovecharlo todo.
  12. Coloca los donuts (y los agujeros) en la bandeja del horno sobre los cuadrados de papel de horno que habías preparado al principio. Tápalos con un trapo de cocina y déjalos reposar unos 45 minutos para que vuelvan a crecer.
  13. Cuando hayan crecido, pon el aceite a calentar en una olla. Debe haber suficiente aceite como para freír los donuts. Prepara una rejilla sobre una bandeja cubierta con papel de cocina para colocar los donuts ahí una vez fritos y que el aceite sobrante se escurra bien.
  14. Cuando el aceite esté bien caliente, ve introduciendo los donuts con cuidado. No los pongas todos de golpe, yo lo fui haciendo de 2 en 2.
  15. TRUCO: Introduce los donuts con el papel también en la olla, así te aseguras de que no los rompes al cogerlos con las manos y no se escapará el aire que han acumulado dentro mientras crecían (de lo contrario se quedarán planos al freírlos). No te preocupes, cuando entran en contacto con el aceite el papel se despega y es muy fácil sacarlo con unas pinzas.
  16. Cuando la superficie del donut se dore, dale la vuelta para que se haga también por el otro lado.
  17. Ve colocándolos sobre la rejilla y déjalos enfriar por completo.
  18. Prepara el glaseado mezclando el azúcar glasé, la leche y la sal. Cuando los donuts se enfríen, ve glaseándolos uno a uno. Para ello introduce un donut en la mezcla para que se cubra una cara y luego dale la vuelta ayudándote de 2 tenedores. Cuando lo glasees por ambas caras vuelve a colocarlo en la rejilla para que se seque y quede la costra de azúcar tan característica de los donuts.
  19. ¡Están riquísimos!
Funciona gracias aWP Ultimate Recipe

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: