Muffins y Cupcakes

San Valentín=Red Velvet

Eso es así.

Ni bombones, ni rosas, ni pedruscos, nada: Red Velvet

Y a mi que me gusta regalar cosas, que me gusta el color rojo, la crema de queso (¡Sin lactosa, por favor!) y meterme en la cocina, pues he decidido hacer el postre más típico para estas fechas.

La gente me mira raro cuando les digo que saben a terciopelo rojo, pero es que desde que los probé no puedo parar de pensar en el terciopelo como algo delicioso y dulzón. Cualquier día me veis por ahí comiendo trozos de tela, tiempo al tiempo…

¡Mirad que rojitos!

¡Mirad que rojitos!

Yo lo que hago es cortarles el copete y rallarlo. ¡Luego esas virutitas se utilizan para decorar!

Yo lo que hago es cortarles el copete y rallarlo. ¡Luego esas virutitas se utilizan para decorar!

Os apuesto lo que sea a que enamoráis a cualquiera con estos cupcakes. ¿Hacemos la prueba?

Os apuesto lo que sea a que enamoráis a cualquiera con estos cupcakes. ¿Hacemos la prueba?

Cupcakes Red Velvet
Print Recipe
Raciones
10 porciones
Raciones
10 porciones
Cupcakes Red Velvet
Print Recipe
Raciones
10 porciones
Raciones
10 porciones
Ingredientes
Para los cupcakes
Para el frosting
Raciones: porciones
Instrucciones
  1. Precalienta el horno a 170ºC con calor arriba y abajo y prepara los papelitos para cupcakes en el molde (si no lo haces, los papelitos se abrirán en el horno y puede que se derrame la masa)
  2. En un bol, bate el azúcar y el aceite hasta que estén totalmente integrados. Sin dejar de batir, añade el huevo y el extracto de vainilla. Reserva.
  3. En otro bol, tamiza la harina con el cacao para eliminar todos los grumitos. Añade la mitad de la harina y el cacao tamizados a la mezcla anterior y remueve bien. Añade entonces el buttermilk y sigue removiendo. Finalmente, incorpora el resto de harina y cacao y termina de mezclarlo todo bien.
  4. En un vasito, mezcla el vinagre con el bicarbonato sódico (no te preocupes, si respetas las cantidades no notarás en absoluto el sabor de ninguno de estos dos ingredientes) y, cuando burbujee, añádelo a la mezcla anterior y remueve hasta homogeneizarla.
  5. Una vez que tenemos una mezcla totalmente homogénea, añade el colorante rojo. Ve añadiendo poco a poco hasta que consigas el tono de rojo deseado (debes tener en cuenta que siempre se pierde un poco de intensidad al hornear).
  6. Reparte la mezcla en los papelitos para cupcakes, llenándolos unos 2/3. El tiempo de horneado varía entre 15 y 20 minutos dependiendo del tamaño de los cupcakes.Hornea hasta que al introducir un palillo, este salga limpio.
  7. Mientras los cupcakes están en el horno puedes preparar el frosting y dejarlo en la nevera hasta que lo vayamos a utilizar, así se endurecerá y será más fácil que conserve la forma.
  8. Para ello, tamiza el azúcar glasé y bátelojunto con la mantequilla y la leche con ayuda de unas varillas eléctricas hasta que esté todo completamente integrado.
  9. Ahora añade el queso crema (que tiene que estar muy frío) y bate primero despacito y luego a velocidad rápida hasta que la mezcla sea homogénea y muy cremosa.
  10. Transcurrido el tiempo de horneado, saca los cupcakes del horno y déjalos enfriar durante 5 minutos dentro del molde y luego sobre una rejilla hasta que estén completamente fríos.
  11. Cuando los cupcakes estén completamente fríos (es muy importante que se hayan enfriado para que la crema no se derrita) decóralos con ayuda de una manga pastelera.
  12. ¡A comer cupcakes como si no hubiese mañana!
Notas de la receta

Para hacer buttermilk casero solamente tienes que mezclar 125 ml de leche sin lactosa con una cucharadita de zumo de limón o vinagre blanco, remueve bien y déjalo reposar durante unos 10 minutos. Transcurrido ese tiempo habrá adquirido una textura como cortada, ¡no te preocupes, es justo así como debe estar!

Receta de Alma Obregón, adaptada por Lucía

Funciona gracias aWP Ultimate Recipe

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: