Galletas

¡Hola! Hoy os traigo la receta de la vida.

17_02

Una imagen vale más que mil palabras ¿no? pues venga, admiremos estas preciosuras.

A mí las galletas, las cookies, me vuelven loca. Pero loca de verdad, de ojos fuera de sus órbitas y risa nerviosa incontrolable. Pues así.

Mi amor por las cookies nació hace bastantes años en un Starbucks cuando probé por primera vez las galletas que ellos venden. Sí, esas que son grandes y blanditas por el centro, tan blanditas que se doblan y se vuelven chiclosas en la boca… me encantan. Sin embargo, además de no poder tomarlas ya por culpa de la puñetera lactosa, tampoco tengo un Starbucks cerca, y no he vuelto a encontrar unas galletas parecidas a esas en ningún otro sitio (y mira que he buscado y rebuscado).

Entonces pensé en hornearlas yo misma, y apareció el segundo problema: ¿Cómo leches busco yo una receta así en Internet? ¿Galletas chiclosas de chocolate?, ¿Galletas gorditas y blanditas?, ¿Cookies de chocolate que por fuera están crujientes pero por dentro no?… Hasta que descubrí que en inglés, a esa textura tan particular que tiene el interior de las galletas de este tipo se le llama “chewy”. Toma ya.

Y a partir de entonces, probando probando, di con LA RECETA de las cookies gorditas y blanditas.

Para empezar, hay tres ingredientes que hacen que las cookies tengan esa textura tan abizcochada, apuntad:

  1. Yemas de huevo
  2. Azúcar moreno
  3. Harina de maíz (como la Maizena)

Además, es muy importante refrigerar la masa para que adquiera consistencia, para que la mantequilla se endurezca y las galletas no se expandan infinitamente en el horno.

Envolvemos la masa en film transparente ¡y a la nevera!

Envolvemos la masa en film transparente ¡y a la nevera!

También es importante hornear las galletas con forma de bolita un poco aplastada (pero no demasiado) para que así queden gorditas y no finuchas y crujientes. No os preocupéis si las veis demasiado gorditas, en el horno se harán más grandes y aunque parezca que se hinchan mucho, al sacarlas se hacen un poco más finas y quedan perfectas.

Estas son las bolitas, ahora hay que aplastarlas levemente con una cuchara, por ejemplo.

Estas son las bolitas, ahora hay que aplastarlas levemente con una cuchara, por ejemplo.

Y, por último pero no menos importante, saca las galletas del horno cuando empiecen a dorarse los bordes. Aunque parezca que siguen crudas, no lo están. Terminarán de hacerse una vez fuera del horno y mientras se enfrían se endurecerán un pelín más.

17_05

Están de muerte.

En serio.

Nadie se resiste a sus encantos…

Esa es Bernarda la Gris, una de las mascotas de la casa.

Esa es Bernarda la Gris, una de las mascotas de la casa.

¿Vamos con la receta?

 

Cookies de Chocolate
Print Recipe
Raciones
30 galletas
Raciones
30 galletas
Cookies de Chocolate
Print Recipe
Raciones
30 galletas
Raciones
30 galletas
Ingredientes
Raciones: galletas
Instrucciones
  1. Deja la mantequilla y el huevo a temperatura ambiente durante una hora para que el huevo se atempere y la mantequilla se ablande.
  2. Con ayuda de unas varillas eléctricas, bate la mantequilla con los dos tipos de azúcar hasta conseguir una mezcla ligera y esponjosa.
  3. A continuación añade el huevo, la yema de huevo y el extracto de vainilla.
  4. Incorpora los ingredientes secos: harina, levadura, maizena y sal y remueve muy bien hasta conseguir una mezcla homogénea. Finalmente, añade las pepitas de chocolate (tantas como quieras).
  5. Una vez lista la masa, envuélvela en papel film y guárdala en la nevera durante, al menos, 1 hora. Es muy importante no saltarse este paso ya que durante este tiempo de reposo se asentarán los ingredientes y las galletas no perderán demasiado la forma al hornearse.
  6. Cuando la masa haya reposado, precalienta el horno a 170ºC con calor arriba y abajo.
  7. Saca la bandeja del horno y cúbrela con papel vegetal.
  8. Ve colocando bolitas de masa sobre el papel y aplástalas ligeramente. No las pongas muy juntas (unos 5 cm de separación) ni las hagas muy grandes ya que crecerán mucho en el horno. El tamaño perfecto es una cucharada de masa.
  9. Probablemente no las puedas hornear todas de una vez, necesitarás hacer varias tandas.
  10. Ahora, hornea las cookies durante unos 10 minutos (si son más pequeñas quizás necesiten menos tiempo).
  11. Saca las galletas del horno y déjalas 2 minutos en la bandeja antes de pasarlas a una rejilla para que se terminen de enfriar.
  12. ¡A comer!
Notas de la receta

Si te sobra masa, puedes hacer las bolitas y congelarlas. Cuando te apetezcan cookies recién hechas, solo tendrás que sacar unas bolitas del congelador, dejarlas unos 15 minutos a temperatura ambiente y luego hornearlas hasta que se doren los bordes.

Funciona gracias aWP Ultimate Recipe

Comentarios

  1. Hola! Qué buena pinta! pero para poder hacerlas.. me podrías decir dónde has comprado las pepitas sin lactosa? Gracias!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: