Cookies con pepitas de chocolate y avellanas. Sin lácteos y sin gluten
Deliciosas cookies con pepitas de chocolate y avellanas.
Raciones
24galletas
Raciones
24galletas
Ingredientes
Instrucciones
  1. En un bol pequeño, mezcla la harina con el bicarbonato sódico, la levadura y la sal. Resérvalo para más adelante.
  2. Con ayuda de unas varillas eléctricas, bate el aceite de coco (debe estar a temperatura ambiente, con una textura similar a la de la mantequilla) junto al azúcar moreno y el blanco hasta obtener una mezcla cremosa. Aproximadamente unos 3 o 4 minutos.
  3. Añade el huevo y el extracto de vainilla a la mezcla anterior y sigue batiendo hasta incorporarlos.
  4. Incorpora el contenido del primer bol (ingredientes secos) a este último y mezcla bien con ayuda de una cuchara de madera hasta obtener una masa homogénea (es mejor con una cuchara porque la masa es demasiado consistente para las varillas).
  5. Añade las pepitas de chocolate y las avellanas troceadas y remueve.
  6. La masa estará lista cuando sea consistente y no pierda su forma pero pueda modelarse.
  7. Introduce la masa en un recipiente tapado, métela en la nevera y déjala reposar, como mínimo, 1 hora. ¡Aunque no lo parezca, este paso es muy importante para conseguir un buen resultado!
  8. Con ayuda de dos cucharillas, ve haciendo bolitas de masa (la cantidad de masa que yo utilizo es la de llenar dos veces la cucharilla) y dales forma con las manos para que queden más redondas y lisas. Coloca unas 4 o 5 pepitas de chocolate adicionales en cada bola para que al hornearse queden más bonitas.
  9. Si al hacer las bolitas notas que la mantequilla se ha empezado a derretir, mete las bolitas en la nevera durante unos 30 minutos más para que vuelvan a coger consistencia.
  10. Precalienta el horno a 180ºC con calor arriba y abajo y saca la bandeja.
  11. Coloca las galletas en la bandeja del horno, siempre sobre un papel de cocina para que no se peguen, dejando una buena separación entre ellas ya que crecerán mucho en el horno.
  12. Hornea durante 10 minutos aproximadamente. Cuando los bordes estén dorados estarán listas (aunque no lo parezca). Al sacar las galletas del horno, estas seguirán cociéndose con el calor que queda en su interior y luego se enfriarán quedando perfectamente hechas y endurecidas.
  13. Déjalas unos 2 minutos fuera del horno sobre la misma bandeja caliente y luego llévalas a una rejilla para que terminen de enfriarse por completo.
  14. ¡Listo! Ahora a disfrutar de unas cookies deliciosas.