Galletas

Me gustan los brownies, me gustan las cookies (otro día os hablaré de mi obsesión con ellas), me gustan las nueces, el chocolate y que la casa huela a dulce.

Y si juntamos todo eso al ritmo de la música-, lo removemos y lo horneamos durante 8 o 9 minutos… Voilà! Tenemos una maravillosa mezcla de cookie-brownie para volverse loco.

04_01

Para que se nos vaya la cabeza.

Son algo crujientes por fuera, con trozos de nueces, blanditas por dentro… y todo eso envuelto por un intenso sabor a chocolate… ¿Se puede pedir más?

Me las encontró San Google por casualidad, fue una de esas veces que tienes un sabor y una textura en la cabeza pero no eres capaz de ponerle nombre… ¡y de repente Google lo encuentra por ti!

Os aviso, cuando probéis una no vais a poder parar.

 

Brookies sin lactosa
Print Recipe
Raciones
20 unidades
Raciones
20 unidades
Brookies sin lactosa
Print Recipe
Raciones
20 unidades
Raciones
20 unidades
Ingredientes
Raciones: unidades
Instrucciones
  1. Precalienta el horno a 190ºC, saca la bandeja y cúbrela con papel vegetal.
  2. Tamiza en un bol la harina con la levadura, el cacao y la sal. Remueve bien y reserva.
  3. En otro bol, bate los huevos con el azúcar hasta que quede una mezcla esponjosa.
  4. Pon al baño maría la mantequilla y el chocolate, ve removiendo de vez en cuando para homogeneizar la mezcla. Cuando esté todo derretido y bien mezclado, retíralo del fuego.
  5. Cuando la mezcla de chocolate y mantequilla se haya enfriado un poco, añádela lentamente y sin dejar de remover a la mezcla de los huevos y el azúcar (si lo añades de una vez o está demasiado caliente, puede que los huevos se cuajen). Remueve bien.
  6. Incorpora los ingredientes secos (los que habíamos tamizado) a la mezcla anterior y remueve lenta y suavemente hasta obtener una mezcla homogénea.
  7. Añade las nueces y remueve para repartirlas por toda la masa.
  8. Ve colocando montoncitos de masa sobre el papel vegetal en la bandeja del horno, no los pongas muy juntos ni los hagas muy grandes ya que crecerán mucho durante el horneado. El tamaño perfecto es una cucharada de masa.
  9. Hornea durante 8-9 minutos. No dejes más rato las brookies en el horno, porque aunque parece que no están hechas, al sacarlas se endurecen y quedan perfectas.
  10. Transcurrido ese tiempo, sácalas del horno y déjalas enfriar sobre una rejilla. Estarán muy blanditas pero en cuanto se enfríen podrás comerlas.
Notas de la receta
  1. Aunque os pueda parecer raro, la sal en las recetas dulces es muy importante ya que intensifica el sabor dulce de los ingredientes y además le da un aspecto más dorado a nuestros dulces.
  2. No te pases con el horneado o te quedarán unas galletas muy secas (¡Muerte a las galletas secas y crujientes!)
Funciona gracias aWP Ultimate Recipe

A %d blogueros les gusta esto: