Bizcochos y tartas

¡Hola hola intolerantes desesperados!

Hoy os traigo un bizcocho que a mí siempre me ha llamado mucho la atención. Lo había visto varias veces en alguna tienda, en reposterías, en la tele… y me imaginaba que sería algo muy complicado y laborioso, que se necesitaría una técnica increíble y un montón de instrumentos raros.

Nada más lejos de la realidad.

El bizcocho marmolado es, simplemente, una masa formada por la mezcla de dos masas distintas: una de vainilla y otra de chocolate. Hay que preparar cada una de ellas por separado y luego se mezclan en el molde haciendo giros suaves con un tenedor.

Lo mejor es que nunca sabes las formas que se van a crear dentro, ¡es casi una sorpresa!

La técnica para mezclar las dos masas es muy sencilla, primero echamos un poco de masa de vainilla, encima un poco de la de chocolate, encima otro poco de vainilla… y así hasta que nos quedemos sin masa.

Y luego, introducimos un tenedor y vamos haciendo formas suavemente.

¡Poneos creativos!

Está delicioso, la mezcla de vainilla y chocolate siempre es un acierto, ¡a todo el mundo le encanta!

A lo mejor cuando veáis la receta pensáis que es mucha cantidad, pero pensad que son dos masas distintas las que hay que mezclar. Además, sale un bizcocho bastante grandecito.

 

Bizcocho marmolado
Print Recipe
Raciones
1 bizcocho
Raciones
1 bizcocho
Bizcocho marmolado
Print Recipe
Raciones
1 bizcocho
Raciones
1 bizcocho
Ingredientes
Para la masa de vainilla
Para la masa de chocolate
Raciones: bizcocho
Instrucciones
  1. Precalienta el horno a 200ºC y pinta con aceite o mantequilla un molde alargado.
  2. Lo primero es preparar la masa de vainilla. Para ello, bate los huevos con el azúcar y añade luego la nata y el extracto de vainilla.
  3. Tamiza la harina con la levadura y una pizca de sal. Añádela a la mezcla de los huevos y el azúcar y remueve bien.
  4. Añade la mantequilla fundida y remueve hasta obtener una mezcla homogénea. Reserva.
  5. Ahora hay que preparar la masa de chocolate. Para ello, bate los huevos con el azúcar y añade luego la nata.
  6. Tamiza la harina con la levadura, el cacao y una pizca de sal. Añádela a la mezcla de los huevos y el azúcar y remueve bien.
  7. Añade la mantequilla fundida y remueve hasta obtener una mezcla homogénea. Reserva.
  8. Ahora debes mezclar las dos masas. Puedes verterlas intercalando la de vainilla con la de chocolate (y moviendo luego ligeramente con un palillo o tenedor) o verter primero una masa y luego la otra. Sea como sea, es muy importante mezclarlas antes de hornear para conseguir luego el aspecto marmolado.
  9. Hornea a 200ºC durante unos 50 minutos o hasta que al introducir un palillo en el centro, este salga limpio.
  10. Deja que el bizcocho se enfríe por completo antes de desmoldarlo. ¡A disfrutar!
Notas de la receta

No tengáis prisa y esperad a que el molde esté totalmente frío antes de desmoldar. Lo digo por experiencia, se me han roto tantos bizcochos por impaciente...

Receta de Alma Obregón adaptada por Lucía.

Funciona gracias aWP Ultimate Recipe

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: