Base para tarta. Sin gluten, sin lácteos, sin huevo, sin azúcar blanco y vegana
Una deliciosa base de tarta que sirve para dulce y para salado.
Raciones
1base de tarta
Raciones
1base de tarta
Ingredientes
Instrucciones
  1. Antes de empezar con la receta, el agua y la margarina deben estar muy MUY frías.
  2. Después de pesar los 113 gramos de margarina, córtala en dados y métela en la nevera para utilizarla luego rápidamente y que no le de tiempo a perder el frío.
  3. ¡UN TRUCO! También puedes meter en la nevera la cuchilla y el recipiente de la picadora, así mantendrán mejor el frío de los otros ingredientes.
  4. Mezcla la harina con la sal, la goma xantana y el azúcar de caña.
  5. Cuando el resto de ingredientes estén fríos, introduce en la picadora (o procesador de alimentos) la mezcla de harina y la margarina. Pícalo hasta que se formen grumitos.
  6. Ve añadiendo ahora poco a poco las cucharadas de agua fría. Empieza añadiendo dos y pica la mezcla pulsando varias veces, si necesitas más agua ve añadiendo el resto de cucharadas poco a poco. Según la harina que utilices puede que necesites más o menos agua, para esta receta yo solamente utilicé dos cucharadas. Sabrás que la mezcla está lista cuando se forme una especie de bola.
  7. Enharina la superficie de la mesa y enharínate las manos, amasa ligeramente la masa que acabas de hacer, forma una bola y estírala con ayuda de un rodillo (también enharinado).
  8. Prepara el molde de la tarta, píntalo con un poco de aceite para que no se pegue y ¡con mucho cuidado! pon la masa sobre el molde para acomodarla. Presiona los bordes para cortarlos y cubre bien la curva del molde.
  9. Una vez que la masa está lista puedes guardarla en la nevera hasta el momento de utilizarla.
  10. Si vas a preparar una tarta que tiene que ser horneada, vierte los ingredientes sobre la base cruda y luego hornéalo todo junto.
  11. Si vas a preparar una tarta que no necesita horno, pincha con un tenedor la base de la tarta y los laterales (para que no suban en el horno) y hornea a 230ºC unos 15-20 minutos (hasta que se dore).
  12. ¡UN TRUCO! Para que la base no se infle en el horno también puedes cubrirla con papel de aluminio y poner garbanzos encima para que hagan de peso. Hornéala así y retira el papel de aluminio y los garbanzos para los últimos 5-10 minutos de horneado.
  13. Una vez que la base esté lista podrás verter el relleno.