Bizcochos y tartas

¡Hola marineros! Hoy traigo una de mis recetas favoritas del mundo entero.

La primera vez que leí algo sobre él, me sonó tan rimbombante y celestial que me obsesioné con hornearlo yo misma. Y fue todo un descubrimiento.

Mirad que blanquito y esponjoso

Mirad que blanquito y esponjoso

¡Bienvenido a mi vida, Angel Food Cake!

Para los que no sepáis lo que es, se trata de un bizcocho, originario de Norteamérica, que se hace sin grasas, sin levadura y sin gasificantes (¿magia?, probablemente sí).

Es delicioso, esponjoso, suave, como si estuvieras comiéndote una nube con sabor a vainilla (o a cualquier otro sabor que le añadáis). De verdad, merece la pena probarlo.

Yo suelo tomarlo sin nata ni ningún acompañamiento porque el sabor del bizcocho me parece perfecto y más que suficiente, pero se puede añadir nata, alguna fruta, chocolate… ¡imaginación al poder!

Ahora bien, si os decidís a hacerlo, os voy a contar unos cuantos trucos que a mi me hubiese encantado saber la primera vez que me puse manos a la obra:

  1. Para montar las claras, lo mejor es utilizar un recipiente metálico, limpio, seco y sin restos de nada. Además, si las claras están a temperatura ambiente es mucho más fácil conseguir un buen merengue.
  2. El crémor tártaro (o ácido tartárico) no es otra cosa que el sobrecito blanco de las gaseosas El Tigre. Es un ingrediente muy importante ya que sirve para estabilizar las claras y que así el bizcocho mantenga su forma. Además también hace que la miga sea más blanca.
  3. Se necesita un molde especial para Angel Food Cake, se trata de un molde SIN recubrimiento antiadherente y con unas patitas en la parte superior y un tubo en el centro. Los bizcochos normales se suelen hacer en moldes antiadherentes y engrasados para que no se peguen a la hora de desmoldarlos, pero el Angel Food Cake es otra historia. Al no llevar yemas de huevo (que sirven para dar consistencia) es un bizcocho que tiende a bajarse, por eso (para evitar que se baje) se utiliza este molde especial con el tubito en el centro. ¿Y por qué necesitamos que NO sea antiadherente? porque a la hora de enfriar el bizcocho, tendremos que poner el molde boca abajo (también para que no se bajen las claras) y el bizcocho debe estar bien agarrado a las paredes del molde para que no resbale y se rompa.
Mr Angel Food antes de ser horneado

Mr Angel Food antes de ser horneado

Mr Angel Food enfriándose boca abajo (¡mirad las patitas!)

Mr Angel Food enfriándose boca abajo (¡mirad las patitas!)

El puñetero de mi horno sieeeeeeempre se pasa tostando las superficies de las cosas… (desventajas de los minihornos de los pisos de estudiantes)

Mr Angel Food Cake ya frío y listo para desmoldar.

Mr Angel Food ya frío y listo para desmoldar.

Mr Angel Food siendo desmoldado con cariño y una espátula.

Mr Angel Food siendo desmoldado con cariño y una espátula.

 Me encanta el aspecto rústico, como descuidado que se queda en el exterior. Y luego cuando lo cortas… ¡Tachán! la miga tan blanquita y apetecible.

Es un bizcocho sencillo y rápido de hacer, eso sí, hay que ponerle cariño, cuidado y mimo desde el momento en que sacamos las claras de la nevera hasta cuando vamos a cortar rebanadas para comerlo. Tiene una apariencia tan frágil que dan ganas de darle abracitos.

Os dejo este vídeo, que dura menos de 5 minutos, para que podáis ver bien la esponjosidad y la textura del bizcocho. Es como una esponja, lo aprietas y luego vuelve a su forma original… maravilloso.

¿Vamos con la receta? ¡Es comida de ángeles!

15_04

 

Angel Food Cake
Print Recipe
Para un molde de 18cm de diámetro
Raciones
1 bizcocho
Raciones
1 bizcocho
Angel Food Cake
Print Recipe
Para un molde de 18cm de diámetro
Raciones
1 bizcocho
Raciones
1 bizcocho
Ingredientes
Raciones: bizcocho
Instrucciones
  1. Precalienta el horno a 170ºC.
  2. Tamiza la harina 3 veces para dejarla lo más fina posible y resérvala.
  3. Monta las claras con la sal en un recipiente metálico hasta que hagan espuma, añade el crémor tártaro y sigue batiendo hasta el punto de nieve.
  4. Sin dejar de batir, ve agregando poco a poco el azúcar. Aumenta la velocidad y sigue batiendo hasta obtener un merengue firme y brillante.
  5. Tamiza la harina de nuevo e incorpórala al merengue con movimientos suaves. Es muy importante ser cuidadosos en este punto para evitar que las claras se bajen. Añade la vainilla y sigue removiendo despacio.
  6. Vierte el contenido en el molde especial para Angel food cake sin engrasar ni enharinar e introdúcelo en el horno durante 40 minutos, hasta que se dore y esté elástico al tacto.
  7. Déjalo enfriar boca abajo hasta que puedas tocar el molde y esté totalmente frío. Desmóldalo con ayuda de un cuchillo.
  8. ¡A comer!
Notas de la receta
  1. No dejes el bizcocho enfriando más de una hora, ya que de lo contrario se humedecerá demasiado.
  2. Puedes conservar este bizcocho hasta una semana (tapado con papel de aluminio y dentro del horno, por ejemplo).
Funciona gracias aWP Ultimate Recipe

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: